Órganos

 

Dada la diversidad de la interacción entre animales humanos y no humanos, constitutivas del Proyecto IIE, una de sus áreas y con seguridad la que es más representativa de la relación, se refiere a la vulnerabilidad de los animales no humanos que tienen mayor cercanía con los humanos.

En la actualidad no existe duda que la apropiación de la naturaleza por parte de los humanos se convirtió en un proceso masivo cuando se logró domesticar el entorno y sus habitantes.

La domesticación es un extenso proceso que por sus características convirtió, directa o indirectamente, a los animales no humanos en seres requirentes de cuidados y protección en forma persistente. De hecho los más cercanos a nuestro entorno, que peyorativamente se han denominado “animales de compañía” han sido los más afectados, dado que en el nicho que les hemos creado, hoy es imposible que ellos puedan recuperar su estado natural y definitivamente han sido forzados a compartir estrechamente sus vidas con las de los humanos, en un esfuerzo de adaptabilidad gigantesco en el que incluso han tenido que hipotecar a su libertad evolutiva y a su independencia genética, manejada a voluntad de los animales humanos.

Son varias y variadas las especies que han debido transformar completamente sus vidas naturales, para convertirse en especies de vida urbana, intentando sobrevivir en un ambiente dominado por otra especie, dominante y paternalista. A raíz de esta situación y como base de nuestra investigación la Fundación ha tomado particular interés en el Canis familiaris, probablemente la especie que más ha renunciado a su vida feral y primigenia, en beneficio del interés de los humanos.

Para efectos de investigar, proponer e implementar políticas acerca de la situación de nuestros partners, hemos dimensionado dos áreas especializadas de investigación.

 

Proyecto Semper Fides Vita

Dirigido exclusivamente a analizar uno de los grandes procesos de transformación que han sufrido nuestros partners en beneficio del interés humano : la nutrición.

El proceso de transformación que han sufrido nuestros partners, desde que se inició su domesticación, a fines del Neolítico ha sido el más marcado que el de cualquier especie que haya habitado la tierra en toda su extensa historia. De especies ferales, cazadoras, predadoras y gregarias a habitantes de espacios urbanos, de proveerse su alimento, a comer alimentos procesados industrialmente que ha destruido su cultura alimentaria, cambiando sus patrones primigenios por alimentos preparados con ingredientes absolutamente ajenos a su interés y metabolismo que en consecuencia ha cambiado el estilo de vida de la especie, acrecentando el proceso de domesticación, paternidad y dependencia.

Los alimentos industrialmente fabricados no tienen ninguna relación con la especie y han terminado por beneficiar exclusivamente a los humanos que con este producto se eximen de toda voluntad por permitir conservar aspectos de su vida feral.

Los alimentos comerciales no solo han afectado profundamente su vida, sino que son los precursores de lo breve de ellas, al elicitar sindromes crónicos que hacen sus vidas más breves.

Semper Fides Vita analiza y propone las opciones más adecuadas para que obtengan una nutrición asociada a sus intereses, que les permita tener una salud adecuada y recuperar parte de su naturaleza.

 

Proyecto Semper Fides Partner

Es innegable que la consecuencia única de la domesticación ha sido la satisfacción de los intereses antrópicos. En este escenario, la interacción con los humanos históricamente se ha manifestado en la prestación de “servicios” a los humanos, que le cuidara sus rebaños y sus propiedades, adiestrado para cazar otras especies, para la explotación en trabajos diversos a cambio de una porción de alimentos, para uso en “deportes”, peleas, para “sostén emocional”, apoyo a discapacitados, diversión y otras actividades que en nada compatibilizan con los propósitos de la especie.

El Canis familiaris ha sido transformado de tal manera que en la actualidad podría ser considerado lo que despectivamente se les denomina : “mascotas”, fetiches de la buena suerte.

El Proyecto Semper Fides Partner es, conceptualmente, analizar, desde principalmente los principios de la ética y la etología cognitiva, a objeto que a través de la IIE, sea un partner de los humanos, en un entorno de respeto y solidaridad, donde se pueda restablecer su interés por la vida y que esta fluya no sometida a una dependencia paternalista, considerando que su retorno a su vida primigenia es prácticamente irreversible.

 

Sea el primero en comentar

Escriba su mensaje

Tu dirección de correo no será publicada.


*